La ilusión viaja en tranvía México, 1953, 82 min.



D: Luis Buñuel. G: Luis Alcoriza, José Revueltas, Juan de la Cabada, Luis Buñuel y Mauricio de la Serna, sobre un argumento del último. F en B/N: Raúl Martínez Solares. M:  Luis Hernández Bretón, interpretada por la orquesta de la sección de filarmónicos del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica. E: Jorge Bustos. Con: Lilia Prado (Lupita), Carlos Navarro (Juan Godínez “Caireles”), Fernando Soto “Mantequilla” (Tobías Hernández “Tarrajas”), Agustín Isunza (papá Pinillos), Miguel Manzano (don Manuel). CP: CLASA Films Mundiales. Prod: Armando Orive Alba, J. Ramón Aguirre y Mauricio de la Serna.


El Caireles y el Tarrajas son los mecánicos encargados de reparar y dar mantenimiento al tranvía 133. Al enterarse que el vehículo dejará de dar servicio y después de sobrellevar su pena en una cantina, los dos trabajadores roban el tranvía para emprender un último viaje. Con un tono festivo y cómico, el filme presenta a un catálogo de personajes aparentemente comunes que irán subiendo a un transporte que transita por la Ciudad de México de los años 50, en plena modernización durante la época. Buñuel hace de la realidad citadina un espacio donde converge lo fantástico y lo extraño, con situaciones donde la aventura y el viaje sirven como metáfora de una sociedad envuelta en irreverencias y dogmas.