Nazarín México, 1958, 95 min.


D: Luis Buñuel. G: Luis Buñuel, Julio Alejandro y Emilio Carballido (diálogos), basados en la novela homónima de Benito Pérez Galdós. F en B/N: Gabriel Figueroa. M: Rodolfo Halffter. La canción “Dios nunca muere” de Macedonio Alcalá al organillo, y los tambores de Calanda, por los filarmónicos del Sindicato Mexicano del Cine. E: Carlos Savage. Con: Francisco Rabal (Nazarín), Marga López (Beatriz), Rita Macedo (Andara), Ignacio López Tarso (el ladrón de iglesias). CP: Producciones Barbachano Ponce. Prod: Manuel Barbachano Ponce.


El padre Nazario lleva una vida apegada al evangelio, por lo que siempre se muestra amable y humilde con la gente, incluso con aquella que lo ofende. Después de proteger a una prostituta que provoca el incendio del mesón donde vive, Nazario se ve obligado a abandonar el lugar. Así inicia un peregrinaje por pequeños pueblos que necesitan socorro, pero pronto se da cuenta de que su buena fe siempre causa conflictos. Trasladando la novela del escritor español Benito Pérez Galdós a la época del Porfiriato, Buñuel aborda uno de sus temas predilectos, la religión, con el fin de exponer una visión pesimista del ser humano donde la caridad y la fe cristiana resultan inútiles y hasta son castigadas.